Back to All Events

Proyecto en El Tanque del MADC fusiona literatura con arte procesual

-       El proyecto procesual “El espacio que nunca existió” intenta reconstruir los espacios de la novela “La Ruta de su Evasión” (1948) de la escritora costarricense Yolanda Oreamuno

 

Curaduría: Adriana Collado-Chaves

Lugar: El Tanque Laboratorio de ideas, Museo de Arte y Diseño Contemporáneo

Horario MADC: martes a sábado de 9:30 a.m. a 5:00 p.m

Apertura: 17 de mayo de 2017, 7 p.m.

Abierta al público hasta septiembre del 2017.


La vivienda de los Mendoza era el espejo de sus vidas descompuestas. La familia de clase media formada por Vasco, Teresa y sus hijos cobró vida a través de la novela “La Ruta de su evasión” de la escritora costarricense Yolando Oreamuno y ahora llegará a El Tanque, en la forma de un proyecto procesual.

Los artistas plásticos Verónica Alfaro, Róger Muñoz y el arquitecto Miguel Solórzano son los responsables de “El espacio que nunca existió”, propuesta plástica y de intervención que usa El Tanque para recrear los espacios de la novela de Oreamuno.

Al igual que el texto, el proyecto será una composición experimental e introspectiva que se irá construyendo y destruyendo con el tiempo.

“Este colectivo de artistas propone un proyecto que no intenta recrear al pie de la letra un espacio que ni siquiera existió como descripción precisa en el libro de Yolanda Oreamuno. Intenta más bien explorar la reverberación de la palabra en la forma, propiciando estados anímicos a través de la escenificación de una casa que es el espejo de una familia que está en proceso de desintegración. Diría que este proyecto trabaja con ecos. El eco de ciertas palabras y frases en formas, tonos y texturas; y también el eco de la obra de Oreamuno en la vida de los artistas y su análisis de la sociedad que a ellos les ha tocado vivir.” explica la curadora del proyecto, Adriana Collado-Chaves.

Verónica Alfaro explica que el proyecto nace de la inquietud generada por la novela y su relación con la casa, considerando esta última como una protagonista silenciosa, un espacio contenedor de experiencias y decandencia.  “El propósito inicial fue trabajar sobre el vínculo entre el texto, la imagen y la interpretación, así como la imposibilidad y el fracaso de reconstrucción de espacios ficticios” detalla.

Espacio en construcción

La propuesta plantea un espacio que se va creando a través de las 13 semanas en que “El espacio que nunca existió” habite El Tanque. “Durante meses, Verónica y Roger venían trabajando la preocupación por la construcción de un espacio descrito en el libro “La Ruta de su Evasión”. Más tarde se les unió Miguel.  Ellos pasaron de interesarse por la forma que podía tener una casa de clase media en la década de los cuarenta en Guatemala, a pensar simplemente en las casas de clase media donde pueden pasar dramas similares al de la novela. Escoger El Tanque para que sea la piel de esta casa no es gratuito, implica usar un espacio ya de por si extremadamente difícil de habitar. Esto invita a ver la forma en que, con el paso de los días, la casa se armará y desmantelará paulatinamente” agregó Collado-Chaves.

Por su parte Miguel Solórzano explica que el punto de partida es una estructura con espacio delimitados, pero sin un uso determinado “La disposición de los diferentes espacios no guarda ninguna relación con la totalidad. Aunque su disposición produce relaciones específicas en el espacio”.

La propuesta y sus modificaciones se irán documentando a través del tiempo en que dicho espacio se construya y deconstruya en El Tanque. “Debido a la naturaleza de nuestro proyecto, se notificará y compartirá información mediante la documentación de las modificaciones que ocurran en el Tanque. Estamos conscientes que el proyecto se configura en la incertidumbre y el azar. Este proceso será más un campo de experimentación sensorial, que un discurso claro y cerrado en sí mismo. La decepción o sorpresa estará latente, el espectador podrá visitar y deambular en el proyecto mientras este continúa en constante cambio. Por lo tanto, podrán dar seguimiento al proceso si a así lo desean” señala Roger Muñoz.

Creadores

Verónica Alfaro Rodríguez

Nace en San José, Costa Rica, 1993. Realiza sus estudios en Diseño Plástico con énfasis en Diseño Pictórico en la Universidad de Costa Rica. Ha expuesto de manera individual en la Alianza Francesa con ¨Plegar¨ (2016) y de forma colectiva en espacios como el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo y el Centro Cultural de España. También ha participado en proyectos como: ¨Modelo y Situación¨ (2016) como parte de los Proyectos de Investigación Artística del CCECR. Los medios en los que suele trabajar son la pintura, la escultura, el video y la instalación.

Roger Muñoz Rivas

Nace en San José, Costa Rica, 1990. Estudió en Facultad de Artes Plásticas de la Universidad de Costa Rica. Trabaja medios como el video, la pintura, el dibujo y la instalación. Ha participado en proyectos como: Residencia Estudios Abiertos en C.R.A.C Artenero- febrero. 2017. Ha expuesto de manera individual “ Auch!!!” (2016) la Alianza Francesa de Costa Rica y de forma colectiva en espacios como el MADC, Terminal, Despacio, C.R.A.C Art y TEOR/éTica.  Su trabajo se encuentra en colecciones privadas en Costa Rica y Panamá. Actualmente fue seleccionado como parte del programa educativo SOMA (2017-2019) en la Ciudad de México.  

Miguel Solórzano Quirós

Nace en Costa Rica, 1989. Tiene estudios en filosofía y es arquitecto graduado de la Universidad de Costa Rica (2017).

Su tesis de licenciatura, titulada Discurso y Forma, consistió en problematizar la relación entre materialidades y palabras en la arquitectura, considerando las producciones de forma y las producciones de discursos como maneras diferentes de pensar la arquitectura.

Formó parte del proyecto de experimentación artística Modelo y Situación llevado a cabo en el Centro Cultural España (2016), con la participación de filósofos, artistas y diseñadores.