El artista Adrian Flores Sancho no hará una exposición en el MADC

Tal vez usted tenía otra expectativa al recibir este comunicado. Seguro usted pensaba que le íbamos a contar sobre las características de una exposición convencional conformada por pinturas y esculturas.

Lamento decepcionarle. 

El Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) recibirá, a partir del próximo jueves 23 de marzo a las 9:30 a.m., el trabajo del artista Adrian Flores Sancho (quien, curiosamente escribe su nombre sin tilde) y cuyo trabajo es lejos de lo convencional.

“Ampliación del campo de batalla” es el nombre del proyecto expositivo que el artista iniciará en la Sala 4 y los antiguos tanques de agua del MADC, pero no se expone en vitrinas, pedestales u obras en la pared. Más bien invita a interactuar. Los objetos expuestos se pueden ver, tocar y hasta llevar. Venga, tome uno, déjelo en algún lugar de la calle, tómele una foto, y compártala en la página de Facebook: www.facebook.com/adrian.floressancho

No se lo lleve para su casa, no está concebido para eso, tampoco para formar parte de una colección ni para ser expuesto bajo una urna. Libérelo públicamente.

“Dentro de su agenda anual, el Museo apuesta no solo por exposiciones, sino por proyectos que se salgan de esta categoría”, detalla Daniel Soto Morúa, curador del MADC. “La obra de Flores no está concebida para colgar en pared o ser exhibida bajo una vitrina, sino que se relaciona con la activación social, la participación colectiva y la generación de diálogo. El Museo no sería consecuente con el artista si le organizamos una exposición, por eso lo invitamos a participar con un proyecto que, semana a semana, toma una forma más inclusiva con los públicos”, continúa Soto.

Para hacer más participativo el proyecto, nos salimos de las salas del MADC.  Las librerías Duluoz (en el centro de San José) y Andante (en San Pedro de Montes de Oca) albergan elementos editoriales de esta propuesta. Además contará con conversatorios y talleres.  “Este proyecto se complementará con la colaboración de varios espacios editoriales, culturales y académicos, por lo que no se queda solamente en el Museo” explica Soto.

Claramente no tenemos mucho más que decirle en relación a esta exposición que no lo es. Es más un proyecto de arte público e instalación. “El vacío y la participación son lo que dan sentido a este trabajo de Flores, y eso es justamente lo que veremos a lo largo de las semanas: una sala que se vacía y muchos espacios que se llenan de contenidos” agrega Soto. 

“El MADC se ha caracterizado por ser una plataforma de experimentación para los artistas; es fundamental que los mismos se apropien de los diferentes espacios, en este caso, el museo, el espacio público y las librerías privadas. La propuesta de Flores es un formato transdisciplinar, descentralizado que detonará en los públicos maneras alternativas de enfrentarse a una obra de arte” señala la directora del MADC, Fiorella Resenterra.

Le invitamos a visitarla varias veces, así notará que la sala cambia constantemente. También le invitamos a que nos acompañe en la serie de actividades complementarias que incluimos en este comunicado, que seguro como ya notó, tampoco lo es.

AdrianFloresvolante_Página_1.jpg