OCF ACONSEJA A CONSUMIDORES FINANCIERAS EN SUS COMPRAS DE VIERNES NEGRO

El próximo 25 de noviembre será un día con gran movimiento de dinero; es día de “viernes negro” (black Friday). Esta fecha inaugura la temporada de compras navideñas en Estados Unidos de América y otras partes del mundo. Adicionalmente, se celebra el “ciberlunes” (Cyber Monday) el cual es un día dedicado a compras por internet. No obstante, en Costa Rica hay comercios que han adelantado o se adelantarán con descuentos en sus productos de venta, por ello la Oficina del Consumidor Financiero (OCF) brinda una serie de consejos a seguir en esta época. En primer lugar, es de vital importancia informarse sobre las diferentes ofertas y descuentos asociados a los productos que adquiera el consumidor, es necesario preguntar, buscar información, anotar y comparar.

La Ley del consumidor exige que si un producto está en descuento, debe indicarse además el valor del producto sin el descuento, a efectos de que los consumidores podamos verificar que la promoción que se nos presenta es real.

“Por otra parte, cualquier bien o producto en descuento, tiene el mismo período de garantía (30 días hábiles), por lo que no le pueden suprimir o denegar derechos bajo la excusa de que estaba en "oferta". En estos casos, debe proceder a denunciar al comercio ante la Comisión Nacional del Consumidor del MEIC”, explicó Willy Carvajal, director de la OCF.

Adicionalmente, cada vez que se venda un producto de segunda (utilizado), esta información debe venir advertida expresamente en la factura, de no ser así, la ley protege al consumidor y se entiende que el producto es nuevo aunque no lo sea.

De igual forma, si los productos están en descuento, no pueden denegarle el derecho de pagar con la tarjeta de débito o crédito. Los descuentos "sólo en efectivo" son ilegales en Costa Rica, aunque sabemos que lamentablemente es una práctica muy común.

“Muchos consumidores se "emocionan" por los descuentos del Black Friday y ante la falta de dinero, empiezan a utilizar indiscriminadamente su tarjeta de crédito. Aquí debemos hacer un llamado a la conciencia y responsabilidad de los consumidores; no todo se trata de derechos, también se trata de cumplir obligaciones”, añadió Carvajal.

Una de las principales obligaciones del consumidor, es utilizar correctamente la tarjeta de crédito. Recordemos que bajo el esquema de una tarjeta, el banco nos "presta" un dinero y al final del mes debemos reintegrárselo completo. Si paga en las fechas estipuladas, el consumidor no tiene que pagar intereses y supo sacar provecho inteligentemente a la tarjeta de crédito.

No obstante, si empieza a realizar compras (muchas veces ni siquiera las necesitamos), y al final del mes no puedo devolverle el dinero al banco, empieza el cobro de intereses, comisiones, llamadas de cobro, y en muchos casos, procesos de cobro judicial y hasta remate de bienes del deudor, por lo que lo instamos a ser un consumidor inteligente.

Ahora bien, si va a realizar compras o transacciones electrónicas es sumamente importante que tome algunas medidas mínimas de prevención: actualizar programas antivirus; no realizar transacciones si está conectado a redes inalámbricas públicas o en computadoras de uso masivo o público y si el sitio web le solicita datos personales o de la tarjeta, verifique que la barra de navegación comience con “HTTPS”. La "s" significa que la información es segura pues va a ser procesada únicamente por el comercio. En caso de que tenga dudas, le recomendamos visitar el sitio en Facebook de la Oficina del Consumidor Financiero (OCF) donde hemos subido un video explicativo y con recomendaciones.

Es importante recalcar que si va a realizar compras online o por internet, algunas tarjetas de crédito cobran una comisión por realizar compras en el extranjero, ya que se cobra una comisión por conversión del tipo de cambio.

Por todo lo anterior, le recomendamos una vez más que se prepare y planifique sus compras. Mida bien su capacidad de endeudamiento y siempre procure ahorrar algo al final de mes, esto le será de gran ayuda ante un escenario imprevisto.

Por último, pero no menos importante, recuerde guardar los comprobantes de pago y de las transacciones realizadas, así como revisar los estados de cuenta para confrontar los movimientos realizados. Sin estos comprobantes, le será muy difícil presentar luego una reclamación.

 

Internet, NewsadminComment