Nueva Área Protegida Marina marca un hito en la forma de hacer conservación en el país

Área Marina de Manejo Cabo Blanco

Este jueves 8 de junio se celebra el Día Internacional de los Océanos y nuestro país lo hará con una gran noticia: la creación de una nueva Área Silvestre Protegida Marina.

Se trata del Área Marina de Manejo Cabo Blanco, ubicada al sur de la Península de Nicoya, en el área marina que abarca gran parte de la línea de costa del distrito peninsular de Cóbano, en la provincia de Puntarenas, desde Punta Cocobolo hasta Playa Manzanillo.

Sus 82.093 hectáreas marinas protegerán la anidación de tortugas marinas, formaciones coralinas,  el paso de ballenas y delfines, así como la reproducción de pargos, meros y otros peces de importancia comercial. Asimismo, ayudarán a mitigar presiones como la contaminación, la sobreexplotación pesquera, pesca de arrastre y el cambio climático, y proveerá regulaciones y controles específicos en la zona.

La creación de esta Área Marina marca un hito en la forma de hacer conservación en nuestro país: después de 6 años de diálogo y negociación entre el sector productivo, sector turístico, comunidades aledañas e instituciones estatales, se trazó la estrategia de largo plazo para reducir las presiones y garantizar los recursos marino costeros a las presentes y futuras generaciones

Así lo aseguró Zdenka Piskulich, Directora Ejecutiva de la Asociación Costa Rica por Siempre (ACRXS), quien afirma que la creación de esta Área Marina Protegida es la cúspide de un largo proceso que vela por el desarrollo sostenible de nuestro país en favor de la protección de los ambientes tanto marinos como terrestres, en beneficio actual y futuro de las comunidades aledañas a las áreas protegidas y de los costarricenses en general.

“Esta nueva área marina de manejo representa, además, un avance importante para el país, ya que responde a los compromisos adquiridos por el país ante ante la Convención de Diversidad Biológica de las Naciones”, manifestó Piskulich.

Las Áreas Marinas de Manejo garantizan los usos sostenibles de los recursos marinos costeros y oceánicos, conservan la biodiversidad a nivel de ecosistemas, especies y genes y velan porque semantengan los servicios ambientales y los atributos culturales y tradicionales. Además, promueven la investigación científica, la educación y el monitoreo ambiental y facilitan el ecoturismo y la recreación.

Esta nueva área cuenta con un borrador del Plan de Manejo, el cual fue elaborado bajo el mismo marco colaborativo con las comunidades. Este plan establece un reglamento de uso que regula las actividades permitidas y define una zonificación para el desarrollo de las estas actividades. Además, se encuentra en implementación un monitoreo del recurso pesquero para elaborar una línea base que permita conocer el impacto de la creación del área marina protegida sobre este recurso, además de guiar futuras decisiones en la gestión del área.

Para el Ministro de Ambiente y Energía, Edgar Gutiérrez, crear esta nueva área marina protegida permite visibilizar y posicionar las actividades que desarrollan las comunidades costeras entorno a la conservación de los recursos marinos.

“La categoría de manejo que se ha decidido implementar permitirá concretar no solo acciones de conservación sobre los recursos, sino la planificación de su uso y los encadenamientos productivos necesarios para lograr el bienestar de las comunidades costeras”, añadió.

Beneficios sociales, ambientales y económicos

Johanne Sancho de la Asociación de Desarrollo de Cabuya recalca las múltiples ventajas que tiene esta nueva Área Marina de Manejo para la comunidad de Cabuya a nivel social y económico, sobretodo porque la mayor parte de la población de la zona se dedica a la pesca.

La contaminación, la sobreexplotación pesquera, la pesca incidental y pesca de arrastre, así como la falta de regulaciones y controles específicos en la zona, son las principales amenazas que han afectado este ecosistema, tanto que, por ejemplo, hace 5 años se podían pescar hasta 30 kilos de langosta en 3 o 4 horas de buceo y luego esto se vio reducido únicamente a 4 kilos.

“Esto nos viene a dar un esfuerzo más directo en el mar para poder conservar el recurso por más tiempo y es por esto que es un asunto de seguridad alimentaria, pero, en la parte turística es importantísimo también ya que la categoría de Área Marina de Manejo le da gran valor agregado a la oferta turística”, indicó Sancho.

El proceso de creación de esta nueva Área Silvestre Protegida fue gracias a la alianza de  múltiples instituciones estatales como MINAE, SINAC, Servicio Nacional de Guardacostas e INCOPESCA,  y también por apoyo de organizaciones no gubernamentales como la Asociación Costa Rica por Siempre (ACRXS), la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Nelson Marín, director del Área de Conservación Tempisque, región a la que pertenece el Área Marina de Manejo Cabo Blanco, destacó la importancia de ésta por considerar que es una forma novedosa de hacer conservación, gracias a la conciliación de intereses de los diferentes actores que estuvieron involucrados en el proceso.

“Definitivamente el país tiene que celebrar la creación de ésta, la primera área marina de manejo costera, en la cual conservamos, pero, también aprovechamos los recursos de manera sostenible”, señaló.

Acerca de la Asociación Costa Rica por Siempre

Es una organización sin fines de lucro que procura la conservación de los ecosistemas marinos y terrestres a perpetuidad, mediante la gestión de fondos ambientales y la articulación de trabajo conjunto entre gobierno, sector privado y sociedad civil.

Hoja de Datos
Nueva Área Marina de Manejo Cabo Blanco

Es la primera área marina de manejo en la costa, pero la segunda en crearse en el país después del Área Marina de Manejo Montes Submarinos. Posee una extensión de 82.093,73 hectáreas ha marinas y se encuentra ubicada al sur de la Península de Nicoya, en el área marina que abarca gran parte de la línea de costa del distrito de Cóbano, en la provincia de Puntarenas, desde Punta Cocobolo hasta Playa Manzanillo.

En la zona hay alrededor de 37 especies pelágicas de interés comercial. De estas, 33 especies de peces son de interés para la pesca artesanal y 24 de interés para la pesca deportiva.

Hay presencia de tortugas marinas (lora, negra, y carey), que utilizan el área para forrajeo, reproducción y como área de tránsito para llegar a los sitios de anidación en las playas arenosas cercanas.

Es una zona importante de agregación de delfines y ballenas, en especial porque en comparación con otras áreas cercanas como el Coco, Flamingo y Tamarindo. Aquí hay menor circulación de embarcaciones y, por ende, menor afectación.

Las actividades turísticas marino costeras que se desarrollan en el Área Marino de Manejo han permitido diversificar las actividades productivas y generar fuentes de trabajo para las familias de la zona.

Acá un video