Más de 250 kits para quimioterapia beneficiarán pacientes con cáncer de mama.

Un grupo de mujeres pacientes con cáncer de mama recibieron un kit que las ayudará a sobrellevar de mejor manera su tratamiento de quimioterapia.

En octubre del año pasado, Chevrolet realizó su campaña llamada “Un Mensaje Rosa” que consistió en recaudar firmas en un vehículo Chevrolet Equinox que se convirtió en el vitral de miles de mensajes de apoyo y motivación para familiares o conocidas que afrontaron la enfermedad.

Esos mensajes se traducen hoy en una gran donación que consiste en más de 250 kits para quimioterapia o radioterapia que incluyen frazadas, medias, botellas, gorritos por la caída del cabello y protección de la piel de la cabeza y hasta pijamas que llegarán a manos de mujeres con cáncer de mama que están pasando por el proceso.

“Por segundo año logramos involucrar a miles de personas para llevar ayuda a mujeres luchadoras que se convierten en ejemplo de sobrevivencia. Hoy para Chevrolet es un honor ayudar a estas mujeres que necesitan de implementos tan básicos, pero tan importantes para recibir su quimioterapia y salir adelante”, manifestó Cindy Quesada, Gerente Regional de Mercadeo Chevrolet.

En total se donarán 260 kits de quimioterapia que serán distribuidos en igual cantidad entre el Hospital San Juan de Dios y el Hospital México.

Diariamente, el Hospital San Juan de Dios recibe entre 60 y 70 pacientes y de ellos, 20 pacientes son de cáncer de mama.

Para la Dra. Ileana González, Jefe de Oncología Médica del Hospital San Juan de Dios, lo más importante de los kits para quimioterapia de Chevrolet y Alma Fuerte es que son ideados a partir de una experiencia personal de una de las pacientes.

“Ella conoce cuales son las necesidades, ella sabe que en la unidad hace frío, que la paciente debe hidratarse, así que me parece muy útil sobre todo para las pacientes que recién inician el tratamiento”, manifestó.

Katherine Murillo, Fundadora de Alma Fuerte recibió 64 sesiones de quimioterapia en el Hospital San Juan de Dios durante los dos procesos de cáncer que afrontó.

Fue entonces cuando conoció las necesidades que tiene una persona cuando recibe su tratamiento para posteriormente crear los bolsos que traen implementos para la comodidad de la paciente.

“Encontrar en Chevrolet un aliado ha sido una bendición. Es realmente admirable saber que existen empresas como ésta que de corazón quieren ayudar a otras personas y que mejor que a mujeres que están luchando por salir delante de su enfermedad”, manifestó la Fundadora de Alma Fuerte.

La Fundación Alma Fuerte nació para generar oportunidades para las pacientes y sobrevivientes de cáncer de mama de escasos recursos en Costa Rica.

Desde este año Alma Fuerte brinda apoyo psicológico a mujeres con cáncer de mama para que puedan enfrentar su enfermedad “el día después” de haber recibido el diagnóstico.